fbpx

Competencia ¿Qué competencia?

Todos los días encontramos en las redes sociales miles de fotografías sobre trabajos técnicos espectaculares, dignas de aplausos de pie. Pero, si nos detenemos a pensar… ¿tenemos que ponernos celosos o tomarlos como inspiración?

En este mundo competitivo tendemos siempre a mirar a ver qué está haciendo el otro para demostrar que a nosotros nos sale mejor. Desde mi punto de vista, el argentino tiene esa tendencia: es como que somos envidiosos por naturaleza.

Lo cierto, es que con toda la información que se muestra, deberíamos aprender a inspirarnos. Aprender a motivarnos con el trabajo del otro. A saber reconocer cuando a alguien le queda un color a la perfección.

Todos en algún momento de nuestra carrera fuimos estudiantes y aprendices; nadie nació sabiendo. Hay una frase que dice: “debemos aprender las reglas, para luego romperlas como artistas”. Todo es un proceso.

Es como aprender a andar en bicicleta: primero, miramos como nuestros amigos se pasean delante nuestro con el deseo de hacer lo mismo. Luego, cuando nos compran nuestra primera bicicleta, tenemos esas pequeñas rueditas que nos ayudan a aprender la técnica. Mas adelante, después de tanta práctica, llega el momento de sacar esas ruedas y lanzarnos a la calle sin ese sostén. Y voilà, ya andamos presumiendo que sabemos andar en bicicleta. Pero la cuestión es que, cuando ya sabemos y nos sentimos seguros, al poco tiempo, andamos montados, comiendo un sándwich, viendo a los lados mientras paseamos o simplemente manejando con una sola mano.

Lo mismo sucede en el campo de la peluquería, primero miramos, luego aprendemos las reglas y después de mucho practicar, nos salen las cosas como lo esperábamos. Y cuando ya paso el tiempo empezamos a experimentar para crear cosas nuevas.

Entonces, si nadie nació sabiendo ¿por qué estamos continuamente criticando el trabajo del otro?

Aprendamos a reconocer los buenos trabajos, a ser considerados con otros colegas, a darles el impulso que necesitan para seguir avanzando, a transmitir confianza ¡Dejemos de lado los celos y la envidia y demos ese “like” o pongamos ese “corazón” (como lo hacemos en las redes) para motivarnos entre nosotros!

Debemos COMPETIR CON NOSOTROS MISMOS, aprender a decir “yo quiero y yo puedo”, a superarnos dia a dia, a afrontar los desafios y sacar provecho de ellos. Asi que cada vez que algo salga mal, no creas que es una piedra en nuestro camino sino una nueva oportunidad para construir un castillo. ♥

Deja un comentario