fbpx

¿Cómo recuperar los rulos naturales después de un alisado?

Seguramente estás en ese punto en que no sabes si volver a realizarte un alisado o si empezar a dejarte tus rulos. En esta nota, te voy a contar mi experiencia personal y otras experiencias que me fueron sucediendo a lo largo de estos años. Allá vamos!

blank

En el mundo de la peluquería, día a día vemos un sinfín de tipos de cabellos y tipos de clientes que no saben manipular su cabello. No encuentran la forma de tenerlo lindo y poder lucirlo.

Muchas de esas personas recurren a prácticas como los alisados, queratinas, cauterizaciones, o como prefieran llamarlos (ya que cada profesional le pone a ese tratamiento el nombre que le sea más comercial). Lo cierto es que este tipo de tratamientos son perjudiciales tanto para la salud capilar como para las personas que las llevan a cabo.

El cabello natural modifica su estructura, es decir pasa de tener rulos u ondas a ser completamente lacio, según sea al caso de tal o cual tratamiento.

Quiero dejar claro que me encuentro totalmente en contra de este tipo de tratamientos para que no se preste a confusiones.

En algunos casos, como ser en la aplicación de tratamientos alisadores a base de formol, el cabello queda totalmente sellado, como si le pasáramos una capa de barniz, por lo cual el cabello no puede recibir todas aquellas hidrataciones o nutriciones y demás que tanto se preocupan por cumplir dentro de su cronograma de lavados.

Por otra parte se encuentran los profesionales que, debido a estas prácticas, terminan teniendo problemas médicos que, en algunos casos, son irreversibles.

La moda de los rulos

Hoy en día se comenzó a tomar conciencia de lo agresivos que son estos tratamientos, y poco a poco los clientes están empezando a dejarse sus rulos u ondas o su cabello tal y como es. Comenzó una etapa de aceptación del cabello natural con todos sus pros y sus contras y, también, hay una tendencia que se inclina mucho hacia los tratamientos más orgánicos.    

Lo cierto es, que dentro del mundo de la cosmética, esto también se está empezando a verse con mucha fuerza, donde las grandes marcas comenzaron a reformular sus productos o a formular unos nuevos para atender la gran demanda que se está imponiendo.

Hoy todo está a la mano, hay mucho contenido dando vueltas por las redes sociales, motores de búsqueda, etc. por lo cual, los clientes tienen un amplio conocimiento casi de todo tipo, y cada vez están más deseosos de nueva información; hasta hay una gran mayoría de personas que aprendió a leer los componentes que se encuentran dentro de cada envase de productos.

Cansadas del alisado

Seguramente te estás preguntando ¿para qué tanta palabrería? Porque realmente, hoy, en el mundo de la peluquería los clientes piden mas y mas personas capacitadas, que tengan amplios conocimientos en su rubro, pero también que tengan el poder de acompañarlos en su proceso de cambio o transición.

Estos tratamientos de los que hablaba, conllevan a que el cliente regrese al salón dentro de los 3 a 6 meses para hacerse un retoque. Básicamente los vuelve esclavos.

Entonces ¿por qué no invertir ese tiempo y dinero que te lleva en ir a hacerte el alisado en tratamientos específicos para tu cabello con un profesional calificado?

blank

El rol del peluquero de confianza

Los clientes, a la larga, se cansan y terminan por rendirse, y es allí cuando los profesionales debemos acompañarlos más que nunca.

Las transiciones no son nada fácil ¿y quién dijo que la vida es fácil?

Para esa transición hoy tenemos muchas herramientas, y dentro de las que más está presente es el método curly girl. Una tendencia a nivel mundial que tomó mucho impulso a lo largo de estos años.

Cada vez se comenzó a ver más y más clientes que demandan profesionales que tengan conocimientos tanto del método como de cortes aplicados a los rulos y ondas.

En mi caso personal, hace un tiempo que llevo estudiando el método en profundidad y entrenándome en el área de cortes para rulos. No es fácil para ustedes ni tampoco para nosotros.    

A medida que cada cliente de mi salón empezó a tomar conciencia de que los alisados y queratinas no los llevaban a buen puerto, comenzaron a preguntarme como empezar a dejarse los rulos al natural. Y es allí cuando nuestro rol como soporte toma su esplendor.

Cambio de hábitos

Muchas de mis clientes empezaron a pedirme más información sobre el método curly girl y, aquellas que no lo conocían, yo misma empecé a contarles.

Es verdad que cuando el cabello tiene alguno de estos tratamientos alisadores, o relajadores del cabello (como quieran llamarlos) no hay retorno alguno.

Por más esmero que pongamos, tanto el cliente como el profesional, ese cabello que pasó por un alisado es irrecuperable y lamentablemente para retirarlo hay que cortarlo, porque esos químicos quedan alojados dentro de la fibra capilar de manera permanente, por más que el efecto de rigidez se haya ido con el tiempo.  

blank

Dentro del acompañamiento que hago junto con mis clientes, comenzamos a trabajar mano a mano para recuperar ese cabello, siguiendo un cronograma, enseñándoles qué tipo de productos utilizar y, poco a poco, comenzar a cortar el cabello que esta con alisado.

Mi filosofía en cuanto a corte de cabello es “vamos de a poco”, pero hay otros profesionales que optan por hacer cortes más arriesgados.

En el último tiempo, estuve viendo que hay “grupos de contención”, por llamarlos así, que motivan a las personas a raparse por completo; sí, a pasarse la maquina a 0. Personalmente no apoyo esta opción, pero hay quienes lo hacen y está perfecto. Cada uno es dueño de su cuerpo y decide por él.

Recuerda: no tomes decisiones apresuradas sólo porque la multitud lo dice o te impone a que lo hagas, porque puede llevarte a una desilusión muy profunda.

La mejor situación es que lo charles con la persona de tu confianza, aquella que se ocupa de dejar tu cabello maravilloso y que se preocupa tu por tu salud capilar.  

Deja un comentario